Miércoles, 02 Diciembre 2020 22:43

Protocolo COVID: colegio privado asegura que denuncia gremial "es infundada"

Desde SADOP señalaron que Magno College obliga a los docentes a concurrir a sus puestos de trabajo más allá de los tiempos de revinculación. Desde el establecimiento aseguraron que la práctica está avalada por ley.

El Magno College, colegio privado de Pilar, rechazó la denuncia que desde el gremio de SADOP hicieron en el Ministerio de Trabajo, por presuntos incumplimientos de los protocolos para prevenir el COVID.

 

Desde el gremio que nuclea a los docentes de gestión privada, aseguraron que la institución obliga a los maestros a permanecer en la escuela más allá de los 90 minutos establecidos para tareas de revinculación, lo que rompe con el concepto de "burbuja" para evitar contagios.

 

"Convocan a cumplir horario a los docentes como si estuvieran en una habitualidad anterior a la pandemia", había señalado la Secretaria General de SADOP en Pilar, María Cecilia Navarro, en contacto con Pilar de Todos.

 

"Pese a que el tiempo en que deben estar los docentes son 90 minutos, solo con su grupo de alumnos, los hacen quedar más tiempo, con el supuesto de planificar el año que viene. Esa planificación se puede hace de manera virtual, se rompe con el concepto de 'burbuja', y además la asistencia debería ser, como indica la norma, voluntaria para todos", insistía Navarro.

 

Sin embargo, el Director General del Magno, Eduardo Cazenave, rechazó las acusaciones gremiales, y aseguró que la denuncia ante el Ministerio de Trabajo "es infundada".

 

"No es cierto que no cuidamos los protocolos. Cumplimos con la higiene, la distancia, el uso de barbijo, alcohol en gel. Pero el Ministerio de Trabajo en ningún momento avaló la denuncia, sino nos hubieran dicho que cesemos la actividad", expuso Cazenave en relación a una primera audiencia que se desarrolló en la jornada en la sede local de la cartera laboral, y que volverá a repetirse en 2 semanas.

 

"Los grupos de vinculación, establece la normativa, son para los alumnos. No hay normativa escrita que prohíba la presencia del personal docente que esté en su puesto de trabajo. Los que están exentos, trabajan de manera remota, como corresponde, pero los que no están exentos, tienen que estar en sus puestos. Cuando se pasó de ASPO a DISPO los docentes están autorizados a trabajar, salvo los grupos de riesgo, como embarazadas, o quienes tengan enfermedades de base, o pacientes de riesgo en su familia", insistió Cazenave en contacto con Pilar de Todos.

 

El Director del Magno añadió que "el docente vuelve a su aula, donde está solo, y si hay reuniones se hacen en espacios abiertos, cumpliendo todos los protocolos".

 

"En cada aula hay una computadora con cámara, incluso es más cómodo para el docente estar en la escuela. En la reunión con el Ministerio nos convocaron para dentro de 15 días, pero a priori nos dieron la razón, ya que no nos dijeron que paremos las actividades, como propuso el abogado de SADOP. El gremio está mal interpretando la ley", cerró Cazenave.

 

Actividad deportiva

Otro de los cuestionamientos de SADOP tiene que ver con que el colegio inició actividades deportivas en un predio lindero a la institución, cuando aún se estaba en ASPO.

 

Cazenave, no obstante, aseguró que también se hicieron bajo protocolos que fueron autorizados por la provincia, una vez que el gobierno autorizó el deporte en espacios abiertos y en hasta grupos de 10 personas.

 

"Las actividades deportivas se hicieron en un predio que no es del colegio, una quinta privada que está al lado, y bajo los protocolos de la Provincia", expuso el Director del Magno.

No Internet Connection