El tiempo - Tutiempo.net
Con estrictos protocolos reabrió el comercio minorista en Pilar Para comprar indumentaria habrá que hacerlo desde la calle y sin posibilidad de ingreso a los probadores.
Miércoles, 22 Julio 2020 17:14

Con estrictos protocolos reabrió el comercio minorista en Pilar

Volvieron a levantar la persiana en el marco de la nueva fase de la cuarentena escalonada. Atención de clientes sin ingreso a los locales, alcohol en gel, mascarillas y tapabocas las características más salientes de las primeras horas de trabajo.

Tal como estaba previsto, este miércoles 22 de julio volvieron a levantar las persianas los comercios minoristas de Pilar, en el marco de la nueva fase de la cuarentena que, en principio, estará vigente hasta el 2 de agosto.


Lo hicieron tras más de 120 días sin actividad y bajo estrictos protocolos que se deberán mantener para garantizar la seguridad sanitaria tanto de vendedores como de los clientes.  

 

Si bien las primeras horas del regreso a la actividad fue con poca afluencia de compradores, sí se advirtió el respeto por las medidas de cuidado para prevenir contagios de coronavirus.


En la vuelta a la actividad, tanto en el casco céntrico de Pilar como en el centro de las localidades, se mantuvieron los vallados que implementó el Municipio y que permiten convertir en peatonales las calles más transitadas. El objetivo: seguir garantizando el distanciamiento social y al mismo tiempo facilitar que los clientes puedan formar fila para ser atendidos.


También se expandieron las recorridas del personal municipal que hasta ahora venía prestando asistencia en las zonas bancarias. Hoy, también supervisaron el desplazamiento de las personas en las zonas comerciales.


Así, los comercios no esenciales trabajaron con atención al público pero, en muchos de ellos, sin permitir el ingreso a los locales.


Así lo hicieron no solo las tiendas de indumentaria, calzado y jugueterías, tal como se estableció en la normativa provincial, sino que también hubo otros rubros que decidieron operar con esa modalidad, como por ejemplo casas de venta y reparación de teléfonos celulares, de computación, mueblerías entre otros.


Para advertir a los compradores de la prohibición de ingresar, hubo diversas alternativas. Algunos locales restringieron los accesos con los mostradores, otros colocaron cajas que oficiaban de barreras y, otros, con más ingenio llegaron a improvisar stands que colocaron en las puertas para llevar adelante la atención.

 

La cartelería también fue una de las protagonistas de la apertura comercial.


Colocadas en las vidrieras, indicaban a los potenciales clientes la forma en la que deben proceder para ser atendidos, y otros en los que se recuerda la importancia de mantener la distancia de entre un metro y medio y dos entre clientes.


La fisonomía de los comercios también sufrió modificaciones. Fueron así protagonistas de la jornada los mostradores con alcohol en gel, solución que fue ofrecida a cada cliente; y en muchos casos la colocación de cortinas plásticas para impedir el contacto entre compradores y vendedores.

 

Entre otras características sobresalientes de la jornada, también hubo un alto porcentaje de personas que respetaron el uso de tapabocas y hasta hubo comerciantes que, para mayor protección, atendieron con mascarillas.


En la nueva fase de la cuarentena escalonada,  ahora falta que vuelvan a la actividad diferentes actividades de profesionales y otros servicios.


Eso sucederá el lunes 27, día en el que se habilitarán servicios  tales como mudanzas y servicios inmobiliarios, jurídicos, notariales, de contaduría y auditoría, profesionales de la salud como kinesiólogos, nutricionistas, fonoaudiólogos y terapistas ocupacionales;  servicio de mantenimiento en hogares. El lunes, además, también podrán abrir servicios de peluquerías y estética, cumpliendo con protocolos que ya fueron aprobados por la provincia de Buenos Aires.

 

 

Te puede interesar Sociedad

No Internet Connection