Jueves, 07 Abril 2022 12:34

Barbijos: dónde y por qué dejaron de ser obligatorios en la provincia

El ministro de Salud, Nicolás Kreplak, adelantó la medida ayer. Dijo que el escenario covid está “controlado”, así como también el de la gripe.

El uso del barbijo comenzó a ser optativo en las escuelas de la provincia de Buenos Aires, así como en espacios laborales y recreativos -como teatros, cines, bares y restaurantes-, pero seguirá siendo obligatorio en el transporte público.

La medida responde a que hay “una buena situación epidemiológica”, según afirmó el ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, al destacar el descenso de casos de coronavirus y un escenario “controlado” en los contagios por gripe.

Kreplak argumentó que “la decisión tiene que ver con cómo va evolucionando la pandemia a través del tiempo” y graficó que durante el pico de la tercera ola de coronavirus, que fue hace 10 semanas, se registraban unos 44 mil casos por día, mientras que “ahora hay menos de 800”.

“Cuando comenzó el ciclo lectivo, lo dijimos: ponemos el barbijo obligatorio, evaluamos qué sucede cuando empiecen los primeros fríos y las enfermedades respiratorias y, si esto sigue bien, podemos liberarlo. Ahora es el momento de permitir esta ventanita para aquel que la necesita”, explicó.

En ese marco, planteó que el gobierno ya aplicó vacunas en un total de 3.000 escuelas y detalló que “más del 80% de los niños de 3 a 11 años recibieron la primera dosis y más del 90% de los adolescentes”.

En declaraciones a Radio Provincia, el ministro expuso, además, que “las internaciones por esta enfermedad bajaron muchísimo en toda la provincia y más del 95% de la población está inmunizada contra el Covid-19”.

“Con la llegada de los primeros fríos, la circulación de nuevas variantes, las clases presenciales y sin ningún aforo ni restricción, los casos no aumentan y estamos en una buena situación epidemiológica”, sostuvo Kreplak y precisó que el brote adelantado de influenza está “controlado”.

Complicaciones en escuelas

El funcionario remarcó que “el barbijo es una herramienta indispensable para el coronavirus, pero hay personas a las que le genera mucha dificultades usarlo, o a algunos chiquitos para las cuestiones educativas” y añadió que “la idea es que en la clase se lo puedan sacar y no sea totalmente obligatorio el uso continuamente”.

De cualquier forma, dijo que “sostener los cuidados siempre fue la prioridad, pero aún más en niños y niñas”, por lo que adelantó que la administración bonaerense seguirá proveyendo tapabocas “de calidad” en los establecimientos educativos y “monitoreando la situación epidemiológica” ya que si los contagios aumentaran, se volverá a instrumentar el uso del barbijo.

“Seguiremos completando los esquemas de vacunación y realizando una vigilancia activa para que estas medidas las podamos sostener y nos acerquemos cada vez más a una plena normalidad”, remarcó el ministro y recordó que en las escuelas bonaerenses se distribuyeron 33 mil medidores de dióxido de carbono para tener una adecuada ventilación

“Aprendimos cómo cuidarnos de riesgos con el barbijo y con una campaña de vacunación que es extraordinaria. Todo eso que se logró nos permite dar un paso adelante en esta pandemia. Se hizo un trabajo colectivo y estamos mucho mejor”, indicó.

Luego, Kreplak contó que “el 46% de la población tiene la tercera dosis contra el coronavirus recibida, de los cuales el 70% son las personas de más riesgo, los mayores de 50”, recordó que “los chiquitos no tienen tercera dosis” pero adelantó que “pronto volveremos a dar las segundas dosis en escuelas, porque ya estamos en 80% en primera”.

“Recomendamos a la población que se dé la tercera dosis porque es importante para la variante Ómicron”, subrayó el funcionario. (DIB)

 

Te puede interesar Salud

No Internet Connection