Jueves, 24 Noviembre 2022 12:38

El Concejo Deliberante aprobó el Presupuesto 2023

El cálculo prevé ingresos por casi 60 mil millones de pesos. El legislativo lo avaló con la mayoría de los votos. Hubo intensos cruces entre el oficialismo y la oposición.

El Concejo Deliberante de Pilar aprobó el Presupuesto 2023, cálculo que prevé ingresos por casi 60 mil millones de pesos.

Fue en el marco de una nueva sesión ordinaria que se celebró en la mañana de este jueves.

El expediente fue avalado por la mayoría de los y las ediles que protagonizaron un extenso debate en el que no faltaron intensos cruces entre las bancadas del oficialismo y la oposición.

Según se desprende de las carpetas En concreto el ingreso previsto para el año que viene es de 58.996 millones de pesos: casi el doble de lo previsto para este 2022 y que se distribuirá de la siguiente manera:

A la Secretaría de Salud se le otorgará el 25% del total, Desarrollo Social recibirá el 15%, Servicios Públicos y Planeamiento Urbano se llevará el 14% , a la Secretaría de Seguridad se le asignará también un 14% .

A las Secretarías de Infraestructura, General y Educación se les asignará un 7% a cada una; mientras que el área de Integración y Desarrollo Comunitario recibirá el 5%.

El 13% restante se repartirá en el resto de las secretarías.

El encargado de abrir el debate fue el Presidente de la Comisión de Hacienda, el concejal Juan Pablo Trovatelli, quien detalló en el recinto que el Presupuesto fue elaborado “bajo los principios de solidaridad, fraternidad y revitalizando el rol del Estado” y con la mirada puesta “en la restitución de derechos para los vecinos”.

Tras ello, desde la oposición el edil de Juntos Sebastián Neuspiller fue el primero en mostrarse en contra del expediente al que calificó de “un dibujo” y que “no favorece el desarrollo económico”.

“Este presupuesto es un fiel reflejo de la distancia que hay entre el Estado y la gente” dijo Neuspiller.

“Desordenaron todo, llevamos tres años de un desastre económico, inflación récord, atraso de servicios, escasez de productos y los sueldos por el piso, esto es una mala praxis económica pocas veces vista hecha por Achával, Kicillof y Alberto Fernández”, expresó en su discurso.

Y agregó que para el oficialismo “la inflación es una forma de recaudar más, subiendo los impuestos”.

Por su parte, la concejal Inés Ricci, de Comunidad Pilarense, posó la mirada en lo que se destinará al área de discapacidad y marcó que, por ejemplo, no están contempladas partidas para la compra de alimentos especiales.

Los argumentos de ambos ediles opositores les valieron una fuerte respuesta que llegó desde la bancada oficialista. Trovatelli tildó al discurso de Nesupiller de “mentira” y lo acusó de “no reconocer las barbaridades que hicieron cuando fueron gestión, y por las que hoy el exintendente Nicolás Ducoté y una decena de exfuncionarios se encuentra procesado por la Justicia”.

En cuanto al área de Desarrollo Social agregó que “se trata de una cifra extraordinaria” la que se le otorgará para asistir a las familias vulnerables y expresó que “si no alcanza, se generarán los recursos necesarios, porque a diferencia de la gestión anterior, nosotros no estamos gobernados por tecnócratas”.

Desde Avanza Libertad, Juan Martín Tito se mostró en contra del expediente. Dijo que “las prioridades de este Gobierno no son las de la mayoría del pueblo de Pilar”.

“El 15% de este presupuesto es destinado a Desarrollo Social, es decir que se destinan millones de pesos para subsidios a familias vulnerables. Desde Avanza Libertad consideramos que ese dinero sea usado para fortalecer las capacidades de esas personas para que consigan un empleo. Basta de asistencia social perpetua, por años y años, a personas que lo único que produce es dependencia directa con el gobierno de turno”, dijo Tito y agregó que “el Estado se debe enfocar en áreas de mayor impacto social como la educación, el deporte, la salud y seguridad”.

Para el edil del Frente de Todos, Iván Giordano, se trata de “un presupuesto en expansión” donde “no dejamos a nadie afuera”.

En su discurso resaltó que el Municipio “crece en independencia económica” ya que los aportes de la Provincia tendrán una incidencia del 35%.

“Crecemos en un Estado presente y humano. Tenemos un norte claro y estamos orgullosos de estos números”, dijo Giordano.

La que levantó polémica fue la edil de La Libertad Avanza, Solana Marchesan quien al expresar su discurso decidió colocar en su banca un cartel donde se leía “Presupuesto 2023” con la imagen de calaveras y ataúdes.

En su exposición criticó que “ahora a la inflación galopante le dicen presupuesto en expansión”.

Se quejó por los montos presupuestados en determinadas áreas mencionando a la contratación de artistas y gastos en ceremonial y servicios técnicos.

Pero lo que más resonó en el recinto fue la queja de la edil por el dinero que se destina a la Secretaría de la Mujer.

“¿A dónde va esa plata, quién controla las campañas de prevención y como están midiendo el impacto generado en la baja de femicidos?”, expresó Marchesan quien agregó que “esa plata podría estar yendo al área de Seguridad” donde, dijo “están los mecanismos más eficientes para prevenir este tipo de delitos”.

Más adelante, quien le contestó a Marchesan fue el concejal del oficialismo José Molina: “La plata del área de las Mujeres se va en asistencia y capacitación en oficios para que las víctimas no tengan que volver a los golpes y al maltrato”.

A su turno, la concejal del radicalismo Claudia Zakhem también buscó diferenciarse de Marchesan, al tiempo que destacó la falta de cumplimiento de la Ley Micaela– que capacita a funcionarios en prevención de la violencia de género-.

Para la edil del Pro, Adriana Cáceres, el presupuesto “está conectado con el año electoral, la inflación de 3 dígitos y la crisis económica a la que no le encuentran salida”.

Si bien acompañó el expediente con su voto, expresó: “Vamos a controlar todo lo que hagan con este presupuesto” y pidió que la actual gestión “se haga cargo del desastre que nos van a dejar en 2023”.

El concejal de Entidad Pilarense, Juan Manuel Moraco expresó que vio “una distribución equitativa” aunque observó que “no se contempla el abordaje de la salud mental y las adicciones. Pidió además tener “responsabilidad a la hora de ejecutar el presupuesto”.

Zakhem expuso que vio “con asombro el poco esfuerzo de Nación y Provincia, sobre todo en el área de Salud” y observó que “el Municipio dependerá de la contribución de los pilarenses”.

En el mismo sentido se expresó Adrián Maciel de Pilar Federal. Dijo que “cada peso que no aporte la provincia, lo tendrá que poner el vecino pilarense” y agregó que es “un presupuesto totalmente inflacionario”.

Flavio Álvarez, de Comunidad Pilarense volvió a criticar el “gasto en Desarrollo Social”. Agregó que hay “gastos aberrantes en secretarías" y pidió “ser austeros”.

Asimismo rechazó “el gasto público en diversas áreas que lo tiene que pagar el vecino”. “Nosotros nos vamos a hacer cargo de la pobreza que dejarán en Pilar” dijo Álvarez.

Por si parte, el edil Juan Pablo Roldán, del FdT, expuso que le «llama la atención la incapacidad política y técnica de proponer algo distinto» por parte de la oposición.

"En cada presupuesto dejamos el manifiesto lo que queremos y eso se trata de representar los intereses de nuestros vecinos, de representar políticas públicas para transformar la vida de la comunidad. Y voy a poner un claro ejemplo, porque parece que se olvida. Me acuerdo que vino una funcionaria de Nicolas Ducoté en 2017 a explicarnos que en el hospital Central iban a hacer un estacionamiento privado. Nos opusimos cuando quisieron hacer esa barbaridad fuimos con proyectos, con política, nos movilizamos lo trajimos al Concejo y por suerte y gracias a Dios eso no pasó. Esas son las cosas que se discuten el presupuesto; si vamos a hacer una plaza, si vamos a hacer un club, si vamos a hacer una escuela, si vamos a arreglar un centro comercial", disparó Roldán.

"Algunos se preguntan qué vamos a dejar: estamos dejamos iluminación LED para todos los vecinos, se comenzó la obra del canal Agustoni, construimos el hospital de Presidente Derqui, 11 centros de salud nuevos, Sabemos que falta muchísimo y vamos a seguir haciendo. En materia de seguridad tenemos 98 patrulleros nuevos, el sistema de anillos. Todos los días se gestiona con Nación con provincia, o con recursos propios del municipio. Vengan al recinto propongan, discutan, porque no sabemos para dónde va", cuestionó Roldán.

El debate finalizó con la exposición del edil del oficialismo Silvio Rodríguez quien aseveró que con el presupuesto apuntan a “seguir mejorándole la calidad de vida a los vecinos de Pilar”.

Y acusó a los opositores de darle poca importancia al expediente. “No les importa. Ustedes hablan de gastos y para nosotros es inversión en infraestructura, en salud, en educación para que vivamos mejor. Y vamos a seguir acompañando a cada vecino en todos los aspectos. Nos falta mucho, vamos a hacer más y eso es para nosotros este presupuesto: más salud, más educación, más cultura, más deporte, más igualdad y más justicia social”, cerró Rodríguez.

Te puede interesar Política

Camioneros - Banner
No Internet Connection