El tiempo - Tutiempo.net
Sábado, 11 Enero 2020 21:26

El balance de Federico Achával a un mes de haber asumido la intendencia

El jefe comunal habló de la situación social, la obra pública, el estado en el que encontró algunas áreas y se refirió a los polémicos despidos. “Somos un gobierno que ha cambiado las prioridades y se hace cargo de los problemas”, sostuvo.

A un mes de haber asumido la jefatura comunal, el intendente Federico Achával hizo un balance de los primeros 30 días de gestión.

 

En una entrevista que concedió a Pilar de Todos, Achával habló de la situación social, la obra pública, el estado en el que encontró algunas áreas del Municipio y los polémicos despidos que se registraron en las últimas semanas. “Somos un gobierno que ha cambiado las prioridades y se hace cargo de los problemas”, sostuvo.

 

 -¿Qué balance hacés de este primer mes de gestión?-, consultó Pilar de Todos.

-Fue un mes de mucho trabajo en el que nos propusimos cambiar las prioridades. Tanto el proyecto nacional como el provincial pusieron como prioridad combatir el hambre.  Y nosotros entendimos que desde la política de territorio y municipal teníamos que seguir esa misma línea. Por eso nos abocamos con muchísima intensidad a cumplir o a tratar de perseguir ese objetivo, que tiene múltiples abordajes y algunas necesidades concretas.

 

-¿Cómo cuáles?

-El primer decreto que firmé fue el de la creación del Consejo Argentina y Pilar contra el Hambre, y desde ahí tomamos decisiones, como por ejemplo duplicar la mercadería que se llevaban los merenderos y comedores. También planteamos el programa de Fiesta Solidarias, que nos permitió no solamente conseguir más cosas para los merenderos y comedores, sino garantizarles el derecho a que toda la familia pueda pasar las fiestas en su casa. Con esas instituciones también desarrollamos charlas de nutrición. Duplicamos la cantidad Escuelas Abiertas de Verano, lo que nos disparó también la cantidad de chicos que son atendidos en esas escuelas. Eso  nos permitió tomar la decisión de acompañarlos con desayuno y almuerzo para más de 7500 chicos, a lo que les vamos sumando otras cosas. Es que veíamos que los índices deserción escolar estaban en aumento, particularmente en los jóvenes, y entonces tomamos la decisión que por primera vez haya escuelas abiertas de verano orientadas específicamente para los alumnos secundarios. Para nosotros, cambiar las prioridades no es un eslogan político; es una mirada profunda a largo plazo que tiene que ver con resolver cuestiones básicas como el hambre que hoy viven muchos pilarenses.

 

-Esto de darle prioridad a la cuestión social, lo que es clave, pero sumado a la crisis económica que se vive ¿Qué tanto los va a perjudicar en términos de poder arrancar con obra pública?

-Todo tiene que estar en su justo equilibrio, pero creo que claramente tenemos una prioridad de garantizar esto primero de lo que hablaba. El gobierno de Alberto (Fernández)  de Axel (Kicillof) y el nuestro entiende estos equilibrios, por eso el programa de la Tarjeta Alimentaria abarca la primera cuestión, que son los alimentos, pero en el caso concreto de Pilar va a significar que 61 millones de pesos por mes ingresen al mercado local, que es el dinero que van usar los 12 mil beneficiarios. Además tenemos que salir a buscar a las personas que fueron borradas por el gobierno de Cambiemos de la Asignación Universal por Hijo, porque no cumplían con los planes de vacunación o escolaridad. Y nosotros lo potenciamos con el abordaje de salud, porque no solamente entregamos la tarjeta, sino que hacemos operativos de salud para ver la talla, de los chicos, el peso y otras cuestiones que tienen que ver con un Estado que en vez de mirar la demanda desde afuera, la aborda, se hace cargo y empieza a tomar políticas públicas integrales.

 

-¿Entonces va a haber menos obra pública? ¿Hay margen para proyectar a mediano plazo?

-La semana pasada estuve en el lanzamiento del plan “Argentina Hace” y voy a tener reuniones la semana que viene para ver cómo se avanza. Se está planteando la reactivación económica a partir del trabajo cooperativo, y que además tenga perspectiva de género, porque las mujeres son las que más sufrieron las políticas neoliberales del gobierno anterior, no solamente por la pérdida de empleo sino porque cuando pudieron hallar un empleo tenían menor retribución que el hombre. Pero esas cooperativas van a ejecutar obra pública, pero también con el foco puesto en la línea de tratar de generar volumen, desarrollo y movimiento del sistema laboral, que nosotros siempre lo planteamos como el gran ordenador social. Eso además es a través de trabajo cooperativo que tiene buen resultado y un impacto inmediato en nuestro territorio. Nosotros por supuesto que estamos proyectando obras. Sabemos que es parte del atraso que tiene Pilar y tenemos la idea y la vocación de transformar eso. Sí somos muy prudentes en términos de los anuncios, porque muchísimas veces al pilarense le prometieron obras y después, como nos pasó a nosotros, que nos dejaron 20 obras en centros de salud paralizadas y sin fondos garantizados. Esas obras complejizan el entramado y el desarrollo del sistema de salud y su abordaje territorial.

 

-¿No hay fondos para reactivarlas?

-No. Estamos trabajando desde el primer momento cuando vino el Ministro de Salud (Daniel Gollán) en el primer operativo de salud que hicimos contra el dengue (en Derqui). También planteamos que la cuestión es mejorar la infraestructura que permita que el sistema de salud sea funcional o se ponga rápidamente en mancha. Y así apuntar a dar vuelta un sistema de salud desarticulado y disfuncional, con un muy mal servicio para la comunidad.

 

-Mencionaste que el empleo es el gran ordenador social. En estas últimas semanas se generó mucha tensión por la situación de los despidos que se están dando en el municipio. ¿Hay alguna revisión sobre algunos casos que podrían haber sido errores sobre todo de gente que prestó servicios 5, 6 años, e incluso algunos con 17 años de antigüedad o de planta?

-Lo primero que nos marcamos es la necesidad de terminar con un Municipio orientado a ser un cobijo para la política. Nos encontramos con una Comuna que realmente había sido utilizada únicamente con fines electorales; áreas en las que en una oficina de 60 metros cuadrados había 70 personas; vimos el traspaso de gente de la política a áreas sensibles, como Seguridad o Salud, todos casos ocurridos en los meses de septiembre octubre y noviembre. Nosotros, como gestión, buscamos claramente que el funcionamiento del Municipio esté orientado a prestarle un servicio a la comunidad.

 

-Los sindicatos mostraron mucha preocupación por los ceses…

-Con respecto a los sindicatos, estamos dialogando de manera permanente y revisando los casos que tenemos que revisar. Pero también siendo muy conscientes que nosotros tenemos una responsabilidad con toda la sociedad y particularmente con los trabajadores municipales a los que les tenemos que garantizar que van a poder cobrar los sueldos; obtener la indumentaria correspondiente para poder desempeñar su tarea y contar con herramientas de trabajo.  Mucha parte de la población entiende que el Municipio no le resuelve los problemas y nosotros venimos a cambiar eso.

 

-La oposición presentó en el Concejo Deliberante un pedido de informes para que haya detalles de las bajas. No se está en período de sesiones… pero, en el caso de que se convoque a una extraordinaria, ¿Lo van a responder?

 -No hay sesiones y tampoco tienen la cantidad de firmas para que haya sesión (extraordinaria). Lo que nosotros sí estamos haciendo es llevar adelante ese compromiso que asumimos de poner un Estado presente. Y una de las áreas a la que le pusimos muchas prioridades es al sistema de Seguridad y ahí nos encontramos con una gran cantidad de personas que nunca había visto una cámara de seguridad; que no tenía ninguna capacitación y que sólo era planta política escondida. Nosotros cambiamos el área, la profesionalizamos.

 

-¿Son estas personas movidas antes del cambio de gestión?

-Una gran cantidad de personas se llevó a último momento al COM y lo mismo ocurrió en las salas de Atención Primaria, lo que demuestra que, evidentemente, no tenían ningún tipo de respeto ni de sensibilidad con respecto a áreas tan importantes.  En el sistema de seguridad dijimos durante 4 años que no había un proyecto. Lo único que había era un proyecto comunicacional y un edificio, el del COM. Y, en efecto, nos encontramos con eso: un área en la que no había un trabajo estratégico, no había planificación dentro del funcionamiento. Pese a que estaba Defensa Civil, Guardia Urbana, el Comando de Patrullas, todas operaban sin vincularse. Había choferes de la Guardia Urbana que no sabían ni ponerse un chaleco y eso no es culpa de ellos, es culpa de las autoridades que estaban antes que no los capacitaron.

 

-El ex intendente, Nicolás Ducoté,  advirtió que va a recurrir a la Justicia por el tema de los despidos ¿Les preocupa?

-No me preocupa. Nosotros hacemos todo en el marco de las facultades que tenemos y, obviamente, creo que el diálogo que estamos teniendo con los gremios nos permite ver que efectivamente estamos haciendo lo que teníamos que hacer de cara a los objetivos que nos planteó la sociedad: poner un Municipio y un Estado presente y que resuelva los problemas, no un cobijo para la política.

 

-Trascendió en los últimos días que, en el marco del análisis que están haciendo sobre las áreas, detectaron por ejemplo que había fraude con horas extra y que además las cámaras del COM eran apagadas para liberar zonas. ¿Es así?

-Sí, vimos esos casos y muchas más cosas que realmente nos sorprendieron. El sistema de seguridad estaba orientado a perseguir opositores, tenía personal sin capacitación y un funcionamiento con prioridades trastocadas. Lo mismo encontramos en otras áreas. El presentismo y las horas extra excedían la capacidad humana del que podían llevarlas adelante y estaban firmadas por personal y funcionarios que no tenían nada que ver con el área. Todas esas cosas hacen a la muy mala gestión de Ducoté y por eso la gente no lo votó.

 

-¿Piensan llevar estas cuestiones a la Justicia?

-Si entendemos que requiere la intervención de la Justicia, lo haremos. Y obviamente lo que requiere de una sanción administrativa y una modificación del funcionamiento de la Municipalidad, también accionaremos en ese sentido. Tenemos una mirada muy concreta de dónde queremos al Estado, que priorice la lucha contra el hambre; que se profesionalice y esté presente en todas las áreas, que es lo que dijimos en campaña. Por ejemplo en las casas de la cultura se cobraba para que la gente pueda ir a los talleres y el teatro Lope de Vega estaba cerrado ahora lo hemos abierto al teatro no solamente para los chicos de las escuelas de verano sino para toda la gente que pueda los sábados de enero y de febrero ir a disfrutar de una obra de compañías locales sin pagar.

 

-¿Confías en que las medidas que se están adoptando en lo económico desde lo nacional se traduzcan en crecimiento? Porque en un contexto de recesión y volatilidad, todo lo que uno pueda planificar se cae.

-Sí, creo que las medidas que están tomando tanto Alberto como Axel están orientadas a reactivar la situación económica y a recuperar la capacidad de consumo de la mayoría de los argentinos. Veo un gobierno que ha tomado decisiones concretas y con muchísima agilidad para que eso pase. Se frenó el aumento de la nafta, la suba de la tarifa de la luz, se implementó la tarjeta alimentaria, se congelaron créditos, se pagó un bono a jubilados. Todo eso nos va a llevar a nos ayudar mucho a poner a la Argentina a la provincia y a Pilar de pie.

 

-¿Cuál es tu mayor preocupación luego de este primer mes de gestión?

-Hay una gran e innumerable cantidad de cosas por hacer y que realmente todas juntas y a la vez no se pueden resolver. Pero que sin embargo todas juntas y a la vez necesitan una solución. La verdad es que el desafío que tenemos por delante es muy importante. Encontramos un Pilar con una deuda social muy grande, que me preocupa y mucho. Pero somos un gobierno, en todos los niveles, que se hace cargo de los problemas y se ocupa de resolverlos.

Te puede interesar Política

No Internet Connection