Con una caravana, familiares de Gabriel Eiriz pidieron justicia a 8 años de su asesinato Foto Facebook Justicia x Gabriel Eiriz
Lunes, 11 Octubre 2021 20:00

Con una caravana, familiares de Gabriel Eiriz pidieron justicia a 8 años de su asesinato

Realizaron por segundo año consecutivo el recorrido que los llevó a las puertas de la Fiscalía, el Municipio y el Destacamento de La Lonja. «Necesitamos saber qué le pasó a Gabriel y que quienes lo mataron estén en la cárcel», reclamaron.

Por segundo año consecutivo, familiares y allegados de Gabriel Eiriz realizaron una caravana para exigir justicia a 8 años de su asesinato.

 

Con carteles, pancartas y altavoces, se congregaron el pasado viernes 8 de octubre en la Ruta 25 y la calle Ana Mogas para desde allí recorrer en sus autos la denominada «caravana de la impunidad».

 

Con tres paradas estratégicas en el edificio de la Fiscalía, del Palacio Municipal y el Destacamento de La Lonja, los participantes volvieron a alzar su voz para reclamar que la causa avance «y que quienes mataron a Gabriel estén en la cárcel».

 

A la actividad se sumaron vecinos y vecinas, amigos y amigas de la víctima, familiares de víctimas de represión estatal y diversas organizaciones políticas.

 

Durante el recorrido, los organizadores volvieron a recalcar que «a Gabriel lo mataron por denunciar fiesta clandestinas», que, recordaron, se llevan a cabo en casaquintas de la zona de La Lonja, lugar donde la víctima residía.

 

«Lo que le pasó a mi hermano podría pasarle a cualquiera. Falta intención política y coraje para terminar con los negocios ilegales», dijo frente a los presentes Gustavo Eiriz, hermano de Gabriel.

 

El caso

 

Gabriel Eiriz, de 40 años y padre de 3 niños, fue ejecutado de un escopetazo en la cabeza el 8 de octubre de 2013 cuando ingresaba a su vivienda de La Lonja.


Sus familiares siempre vincularon el hecho a las reiteradas denuncias por fiestas clandestinas que la víctima presentaba ante las autoridades.


De hecho, en una de esas ocasiones Eiriz fue amenazado en reiteradas oportunidades por una agente policial, quien estaría relacionada con esos eventos que se desarrollaban en casas quinta cercanas a las que él vivía.

 

Esa agente policial, Mariela Pérez Argüello, fue sentenciada a dos años de prisión en suspenso.


Pero por el asesinato, no hay culpables.

Te puede interesar Policiales

Cynthia Hotton
No Internet Connection