El tiempo - Tutiempo.net
Lunes, 12 Octubre 2020 19:56

Balean la casa de hombre que pide que bajen la música por su hijo que tiene autismo

Un hombre que vive junto a su familia denunció que desconocidos dispararon varias veces contra su vivienda, en Agustoni. Tiene miedo y puso su casa a la venta.

Un hombre denunció ante la policía que desconocidos dispararon contra su vivienda del barrio Agustoni, un hecho que, asegura, tiene vinculación con reiterados pedidos que hace a sus vecinos para que bajen el volumen de la música.

César Rico, que reside en una casa de la calle Paraguay, aseveró que fueron al menos 8 impactos de bala que halló en el portón de ingreso a su domicilio y al menos otro que dio contra su vehículo, estacionado dentro del predio.

Rico viene reclamando desde hace varios meses a vecinos que eviten utilizar música a alto volumen, ya que tiene un hijo autista que entra en crisis ante ruidos fuertes y se autolesiona.

El hombre, en diálogo con Pilar de Todos, señaló que sospecha que lo sucedido tiene relación con la situación conflictiva que atraviesa él junto a su esposa y su hijo de 4 años, con los vecinos de la zona quienes casi a diario realizan encuentros con música a todo volumen.

"Mis vecinos hacen fiestas, ponen música fuerte y ya hemos ido a decirles que no lo hagan. Les imploramos, porque mi nene se autoagrede pero a nadie le importa que a mi hijo le haga mal la música", se lamentaron los papás del niño.

Por ese conflicto ya fueron varias las veces que Rico y su esposa acudieron a las autoridades a denunciar la situación. E incluso, luego de varias agresiones que sufrieron, desde la Fiscalía se había ordenado la presencia de una custodia policial.

"Luego de lo que pasó el domingo, a eso de las 20 horas, estoy con custodia policial. Pero ya antes tuve, porque los vecinos me agredieron en patota, y la policía a los pocas días se fue porque no hay personal. Tenemos miedo y lo único que nos queda es vender la casa e irnos. Cuando le pido a la gente que baje la música, me dicen que ellos tienen derecho a escuchar, a festejar cumpleaños, y que en todo caso le haga una habitación especial a mi hijo, aislada de los sonidos. No tengo dinero para eso y tampoco merece mi hijo vivir encerrado en un cuarto", continuó Rico.

"Yo creo que nos quisieron matar, porque a esa hora solemos estar afuera con mi señora y mi hijo. Dispararon a media altura, las balas atravesaron el portón. Y ya antes había sucedido lo mismo, pero no encontramos impactos en la casa. Esta vez instalé una cámara de seguridad y todo quedó grabado", concluyó.

 

Te puede interesar Policiales

No Internet Connection