El tiempo - Tutiempo.net
Sábado, 29 Diciembre 2018 15:36

Siguen las quejas por los ruidos molestos que generan las termoeléctricas

Vecinos denunciaron alto nivel de sonido en la noche del jueves y madrugada del viernes. Insisten en pedir a las autoridades que intervengan.

Vecinos de la zona de Villa Rosa y Matheu (Escobar) volvieron a advertir la generación de ruidos molestos en las termoeléctricas que se erigen desde el año pasado en esa zona.

Los inconvenientes sonoros empezaron la primera semana de agosto de este año, cuando las empresas Araucaria Energy y APR comenzaron a prenderlas y a inyectar energía a la red que abastece a gran parte de la zona norte.

Desde ese momento los habitantes del área, que ya venían rechazando a las plantas por el uso intensivo del agua de pozo y las presuntas emanaciones contaminantes que generarían, comenzaron a reclamar que los ruidos cesen.

El intendente Nicolás Ducoté y el Jefe de Gabinete Juan Pablo Martignone habían explicado que pese a no tener aún habilitación municipal, las termoeléctricas eran encendidas para hacerles una serie de pruebas, entre ellas el nivel de ruido que generan para aplicar planes de reducción. Esas pruebas no se extenderían por más de 2 meses, pero el tiempo ya pasó.

"Así no se puede seguir. Queremos un intendente que se ponga de nuestro lado, no del lado de las empresas o insista en que tiene que 'aguantar los trapos' porque así se lo dijeron desde Nación. Hay gente que no puede dormir por los ruidos y las ventanas de varias casas vibran", contó Raúl Reggis, vecino de la zona y titular de la ONG "1810 Vecinos Unidos por Pilar".

Reggis señaló que no existen a la fecha, a menos de modo visible y que se note, algún plan de insonorización. "Una de las empresas puso containers pintados de verde en los alrededores de la planta, y han colocado unos arbolitos que son un chiste. Incluso en el OPDS tampoco dan respuesta e incluso se niegan a darle a los vecinos número de reclamo cuando pueden contactarse", agregó.

Reggis, además, expuso que los vecinos han medido niveles de sonido por encima de los 85 decibeles, e insistió en que las plantas no son necesarias, ya que se está consumiendo menos energía que antes, y además los problemas en las interrupciones no se deben a la generación, sino a la distribución, como cableado y transformadores.

 

SEGUÍ LEYENDO:

Te puede interesar Medio Ambiente

Estudio Castro
Camioneros - Banner