Miércoles, 05 Mayo 2021 20:19

Fijan los parámetros para determinar cuándo se vuelve a las clases presenciales

La titular de Educación bonaerense, Agustina Vila, destacó el acuerdo alcanzado con la mayoría de las provincias, para determinar el mecanismo de retorno de los alumnos a las aulas.

La titular de la cartera educativa de la provincia de Buenos Aires, Agustina Vila, explicó que "la suspensión de clases presenciales es una circunstancia excepcional, temporal y focalizada" ante el avance de la segunda ola de Covid-19, y ratificó que "la reducción de la presencialidad no es una política educativa sino una decisión sanitaria que busca minimizar la circulación".

 

"De forma contundente 22 jurisdicciones más el Gobierno Nacional (a excepción de CABA y Mendoza) votamos afirmativamente por la adopción de los criterios epidemiológicos formulados por las autoridades sanitarias que permitan generar el ordenamiento necesario para que el sistema educativo se ocupe de desplegar todas las políticas y dispositivos tendientes a garantizar el derecho a la Educación. De esta manera, en contexto de alto, medio o moderado riesgo epidemiológico continuamos trabajando con la presencialidad administrada, bajo estrictos protocolos", expuso la funcionaria en declaraciones a Radio Provincia.

 

Actualmente, 88 distritos de la Provincia continúan las clases presenciales, “con el amplio compromiso de toda la comunidad educativa para asegurar una presencialidad cuidada en los niveles Inicial, Primario, Secundario y la modalidad de Educación Especial”.

 

 

“En estos distritos, la Provincia ha intensificado las medidas de cuidado, poniendo énfasis en la ventilación y la adecuada renovación del aire, así como también en la vigilancia epidemiológica permanente mediante testeos realizados a auxiliares y docentes. También se trabajan con las y los estudiantes para que extiendan estos cuidados fuera de la escuela, del mismo modo que lo hacen dentro del ámbito escolar”, expusieron desde el gobierno bonaerense.

 

“En aquellos casos donde la situación epidemiológica es alarmante, se ha definido que la forma de llevar adelante la situación es a través de la no presencialidad y con las escuelas abiertas. Las clases se siguen dictando a través de entornos virtuales. Para aquellos chicos y chicas que no tienen conectividad, ni equipamiento o que tienen sus posibilidades educativas más vulneradas por la pandemia, se organizan encuentros individuales o muy reducidos para que, con un turno asignado previamente, se acerquen a la escuela y su docente los reciba, les dé el material de trabajo y todos los recursos que tiene la escuela a disposición; incluso el préstamo en comodato de computadoras del gabinete", continuó Vila.

 

En las escuelas de estos distritos, además de la orientación a estudiantes, se mantiene la entrega de los módulos del servicio alimentario escolar; el trabajo de acompañamiento y revinculación a cargo de los equipos de orientación escolar; la limpieza y desinfección del edificio y la continuidad de las obras de infraestructura.

 

Vila expresó que “la suspensión de presencialidad no es una definición de política educativa, se trata de una medida sanitaria para minimizar la circulación, es decir, la participación de personas en actividades que implican el encuentro con otras personas, porque es allí donde se propaga el virus”.

 

“La discrepancia respecto de la gravedad de la situación epidemiológica que estamos atravesando dificulta muchísimo las instancias de coordinación y diálogo. Además, en materia educativa dificulta también la posibilidad de sentarnos a establecer y compartir criterios y formas de proceder para aunar los esfuerzos. Ayer coincidimos con la mayoría abrumadora de las jurisdicciones en que, como sistema educativo, tenemos que generar la mayor certidumbre, la mayor claridad, la mayor contención y los mejores dispositivos para que en este contexto tan adverso, la Educación siga siendo una realidad efectiva en la vida de nuestros niños y niñas”, finalizó la ministra.

 

Parámetros

Actualmente los tres cordones del conurbano se encuentran en estado de “alarma epidemiológica”, lo que implica que además de otras restricciones, las clases son exclusivamente virtuales.

 

Para que se vuelva a un esquema de presencialidad administrada, la incidencia debe ser menor a 500 cada 14 días, cuando actualmente Pilar se encuentra en 1.250 aproximadamente.

 

Además, otro valor que se mirará es el uso de camas de terapia intensiva, que no debe ser igual o superior al 80%.

 

No obstante, provincia adelantó que los valores serán tomados de manera regional y no solo por distrito de modo individual.

Te puede interesar Educación

No Internet Connection