El tiempo - Tutiempo.net
Miércoles, 19 Febrero 2020 10:26

El Concejo y Mayores Contribuyentes aprobaron los cambios en la tributaria que pidió Achával

Habrá exenciones de tasas para beneficiarios de la AUH y la Tarjeta Alimentaria. Además se modificó el cálculo Seguridad y Prevención para que impacte con menos fuerza en la ex ABL. Y subas para grandes empresas y bancos. Apoyo de todo el arco opositor.

La Asamblea de Mayores Contribuyentes y Concejales aprobó por 41 votos a favor y solo 1 en contra los cambios en la tarifaria y fiscal vigente, un proyecto impulsado desde el Ejecutivo, que se debatió en la Sociedad de Fomento de La Lomita.

 

El texto, tratado esta mañana, que contó con el apoyo no solo del oficialismo, sino de todo el arco opositor presente, busca alivianar la carga fiscal en los sectores más golpeados por la crisis económica, y a la vez ejercer más presión en aquellos con mayor poder contributivo, sobre todo grandes empresas.


En ese sentido, habrá exenciones de tasas para beneficiarios de la AUH y la Tarjeta Alimentaria. Además se modificó el cálculo Seguridad y Prevención para que impacte con menos fuerza en la ex ABL.

Muchos vecinos recibieron en el arranque de este año la boleta de la Tasa de Servicios Generales con subas superiores al 50% de tope establecido por la normativa, aprobada bajo la gestión del exintendente Nicolás Ducoté.

 

Si bien en algunos casos esto se debió a revalúos fiscales que realiza ARBA de manera periódica, en otros se respondió a que uno de los componentes que integran esa boleta, la Tasa de Seguridad y Prevención, no tenía ese tope, lo que no solo elevaba los montos sino que hacía saltar a los inmuebles de una categoría a otra.

 

Así, el Ejecutivo decidió también modificar las escalas de la Tasa de Seguridad y Prevención, para que esta suba de la mano de la Tasa de Servicios Generales. Entre el 75% y 80% de las partidas, según datos del gobierno, verán disminuido el impacto, mientras que el resto de las viviendas, las más caras desde el punto de vista de la valuación fiscal, sí verán incrementos por arriba del promedio.

 

A su vez, el Ejecutivo decidió aumentar las alícuotas y los mínimos de Seguridad e Higiene para industrias, grandes superficies comerciales y bancos, estos últimos en los que recaerá la mayor carga, ya que tendrán una suba real superior al 50%. Los cálculos del gobierno indican que serán unas 150 grandes empresas las que reciban ese mayor incremento.

 

Los cambios

En el caso de Seguridad e Higiene para Pymes, en lo que se refiere a la categoría que factura entre 1 millón 250 mil pesos hasta 2 millones 500 mil pesos por mes, abonarán un fijo de 6250 pesos (igual al actual pese al acumulado inflacionario) más el 6,5 por mil de alícuota sobre el excedente. Las que tengan ingresos hasta 1 millón 250 mil pesos, en tanto, seguirán pagando el 5 por mil de alícuota.


A su vez se crea una categoría para las firmas que facturen más de 2 millones 500 mil pesos mensuales, que abonarán un mínimo de 14.375 pesos, más una alícuota del 7 por mil sobre el excedente. Se calcula que para las empresas más chicas, la baja real rondará el 15%.

 

Para supermercados mayoristas e hipermercados de más de 900 m2, la alícuota pasa del 27 por mil al 35 por mil; y las actividades industriales, de producción o generación de energía eléctrica pasarán a tributar alícuotas que oscilarán entre el 5,5 por mil y el 10,5 por mil, en este último caso para las que facturen más de 13 millones 248 mil pesos por mes. Actualmente, la alícuota máxima es de 8,5 por mil que se aplica para las empresas que facturan más de 6 millones 624 mil pesos.

 

El rubro que más impacto tendrá es el de bancos, que de un monto fijo mensual por Seguridad e Higiene de 238.000 módulos fiscales (356.262 pesos a valor de módulo fiscal actual, 1,5373 pesos), pasarán a abonar 357.000 módulos (548.816 pesos), un 49,98% de aumento real.

 

Otro de los cambios tiene que ver con la Tasa de Seguridad y Justicia, que se incluye en la boleta de la Tasa de Servicios Generales. De hecho, el impacto de ese tributo hizo subir significativamente la cuota a cientos de contribuyentes, ya que si bien existe un tope del 50% para la ex ABL, no rige para Seguridad y Justicia.

 

De un actual cálculo que establece montos fijos según la cuota mensual de la tasa domiciliara, el gobierno del intendente Federico Achával impulsa un esquema en donde se tomen en cuenta porcentajes, para que si una tasa sube, la otra lo haga a la par y no por encima como ocurre ahora.

 

Según el proyecto, las viviendas que paguen de cuota domiciliaria hasta 800 pesos por mes, abonarán un 50% de ese valor por Tasa de Seguridad, es decir 400 pesos. En esta categoría se verán los cambios más significativos, ya que el gobierno asegura que aquí están englobadas casi el 80% de las partidas.

 

Las casas que abonen más de 800 pesos de ex ABL y hasta 3500 pesos, pagarán por Seguridad un mínimo de 400 pesos, más el 45% sobre el excedente de 800 pesos.

 

Los inmuebles que abonen por Servicios generales más de 3500 pesos y hasta 8000 pesos mensuales, recibirán una cuota por Seguridad de un mínimo de 1575 pesos, más el 35% sobre el excedente de 3500.

 

Las viviendas que paguen más de 8000 pesos y hasta 14 mil pesos, en tanto, abonarán por Seguridad un mínimo de 2800 pesos, más el 30% sobre el excedente.

 

Y por último, los contribuyentes que paguen más de 14 mil pesos de Tasa Domiciliaria, deberán abonar un mínimo de 4200 pesos por Seguridad y Prevención, más un 25% sobre el excedente.

 

Votos

El texto fue avalado por todos los concejales presentes, opositores y oficialistas, y por la mayoría de los mayores contribuyentes, a excepción de uno de ellos.

 

Te puede interesar Economía

Estudio Castro
No Internet Connection