El tiempo - Tutiempo.net
Viernes, 28 Diciembre 2018 18:51

Polémica en el Concejo por una ONG que rescata comida de eventos sociales y la entrega a comedores

Se trata de “Plato Lleno” que buscó en el recinto avalar un convenio para trabajar en conjunto con el Municipio por dos años. Los ediles lo rechazaron. “Ayuda social, sí; pero limosnas no”, reclamaron desde la oposición.

El Concejo Deliberante de Pilar negó su aval a un convenio que una ONG firmó con el Municipio de Pilar, con la intención de realizar un trabajo en conjunto durante dos años en una temática sensible: la llegada de alimentos a comedores comunitarios.


Se trata de la ONG “Plato Lleno”, que se dedica a “rescatar” comida sobrante de diferentes eventos sociales, reuniones, empresas o fábricas que poseen stock a punto de vencer para entregarlas a comedores comunitarios del distrito.


Concretamente, el texto del convenio señala  la intención de “trabajar mancomunadamente articulando acciones para lograr que la comida no se tire”.  


“La Municipalidad se compromete a incentivar y colaborar con la comunicación sobre el valor del alimento y la concientización articulando con cámaras, empresas, parques industriales e incentivando la participación del sector público y privado en cuestiones de voluntariado. También, dentro de sus posibilidades, intentará generar programas públicos asignando partidas presupuestarias específicas para contribuir a este objetivo”, reza el texto al que tuvo acceso Pilar de Todos y que fue firmado por el Intendente Nicoás Ducoté en noviembre pasado.


Pero, la operatoria de la entidad fue la que generó polémica en el recinto, donde este viernes la mayoría de los concejales decidió no acompañar el proyecto, además de volver a señalar la insistencia de la Comuna por “hacer convenios con ONGs amigas”.

 

“Este convenio no deja de sorprendernos, la situación social está cada día peor, los indicadores sociales cada día son más alarmantes y ustedes (por Cambiemos) en vez de discutir políticas públicas que tengan que ver con la inclusión y con reconocimiento de derechos traen a este Concejo un convenio, nuevamente con una ONG amiga”, se quejó la concejal del Frente Pilarense, Paula González.


Con una mirada crítica, González hizo un análisis del sistema de donación con el que se desempeña la entidad y se mostró molesta por el rol que adopta el Estado Municipal.  


“La ONG se llama Plato Lleno y plantea ni más ni menos que rescatar aquellos alimentos que otros desechan o que están próximos a vencerse. Hablan de revalorizar el alimento y la importancia de concientizar a la población. Pero lo que no dicen es que la alimentación es un derecho que debe ser garantizado por el Estado”, reclamó la edil.


González fue más allá y vertió duras críticas a las políticas públicas del Intendente Ducoté a quien le pidió que “si está preocupado por el hambre, que se fije en los gastos que lleva adelante”.  


“Se podrían haber llenado muchos platos de familias pilarenses si no se hubieran malgastado más de medio millón de pesos en el alquiler de una oficina que estuvo casi un año en desuso, si no se hubiera destinado dinero para contratar a una ONG que todavía no sabemos qué trabajo hizo por más de 1 millón 200 mil pesos, y lo que el intendente gasta en su seguridad personal” disparó González desde su banca.


Asimismo agregó que “el intendente debe tratar de llevar adelante políticas públicas de inclusión y de alimentación que dignifiquen a la gente”.


“Estamos convencidos que ayuda social sí, pero limosnas no”, concluyó la concejal.


“Plato Lleno” ya viene realizando los denominados “rescates” en salones de eventos, empresas y fábricas del distrito y llevando los alimentos a diferentes comedores.  


Desde la entidad remarcan que los alimentos “rescatados” son “totalmente aptos para el consumo y que antes, por diferentes motivos, se terminaban desechando”, algunos “por no pasar controles estéticos de calidad lo que impedía su comercialización”.


Además de fábricas y empresas, Plato Lleno también asiste a eventos, reuniones y cumpleaños. Al retirar el excedente de alimentos, los colocan en bandejas y los entregan en comedores.


Señalan que a agosto de este año en Pilar “se lograron rescatar más de 11 mil kilos de alimentos”.


Sin embargo, en el recinto hubo más voces en contra de que el Municipio rubrique un acuerdo con la entidad. Claudia Juanes, del Frente Renovador también se mostró “totalmente en contra del proyecto Plato Lleno” y a ella se sumó el edil del bloque Tratado del Pilar, Daniel Liberé quien dijo sentir “vergüenza de que se le entreguen miserias a los chicos”.


Este año, representantes de Plato Lleno participaron del debate que se desarrolló en el Congreso de la Nación donde se trató y aprobó la denominada “Ley Donal”.


Fue en octubre de este año cuando el Senado restituyó un artículo en esa ley – la 25.989 -. Se trata del artículo 9 que brinda un resguardo a las empresas que donan deslindando responsabilidad por los daños y perjuicios que pudieran producirse.


La intención de esta iniciativa, que surgió en 2004 pero que no se pudo aplicar al haber sido vetado ese artículo, es que más empresas se animaran a donar y así reducir el desperdicio de alimentos.


Sin embargo, en Pilar, el convenio entre el Municipio y Plato Lleno  que va en el mismo sentido fue tildado de ser una “entrega de migajas”.    

 

Así lo manifestó el concejal de Unidad Ciudadana, Juan Pablo Roldán quien remarcó que Cambiemos “en campaña prometía pobreza cero, pero lo que ahora entrega a los Concejos Deliberante son este tipo de convenios: El Plato Lleno debería ser con pleno empleo y no con las migajas que nos dan las ONG”, repudió Roldán.

Te puede interesar Política

Estudio Castro
Camioneros - Banner
UOCRA - Banner
Vivas - Banner