Martes, 20 Junio 2017 12:36

Se estrena en Pilar la obra teatral "Laberintos"

Este viernes llega al Galpón Cultural de Pilar la obra teatral-musical "Laberintos", dirigida y protagonizada por el pilarense Felipe Lucarella.

El próximo viernes 23 de Junio a las 21.00 en el Galpón Cultural (Fermín Gamboa 464, Pilar), con entrada a la gorra, llega al escenario el trabajo de Felipe Lucarella, un psicólogo pilarense que encontró en el arte una manera de canalizar las diferentes experiencias vividas.

A partir de Laberintos busca que el espectador también se vea movilizado a pensar. “Parece un cliché pero muchas veces los inconvenientes que enfrenta la sociedad en algún punto se conectan y si bien estamos acostumbrados a responder de manera parecida ante determinadas circunstancias, no nos damos cuenta que las cosas se pueden enfrentar desde otra perspectiva y que la solución se encuentra dentro de uno. Y muchas veces las respuestas son más simples de lo que imaginamos” expresó.
Lucarella intenta que el espectador entienda que ante esas cuestiones puede haber más de una respuesta, más allá de la reacción lógica que tiene el común de la sociedad, partiendo de lo que le sucede a Fermín y a Helena, personajes de su obra. “Los inconvenientes de la vida se pueden plantear desde otra perspectiva” remarca convencido el director y protagonista. La obra busca movilizar al espectador, es una invitación a pensar-se y, a partir de allí, descubrir que las respuestas a los problemas cotidianos se encuentran dentro de uno mismo, y que muchas veces son “más simples de lo que uno imagina”.
La conexión de Lucarella con el arte maduró a partir de una experiencia que le tocó vivir en el Bolsón durante una residencia de salud mental: “Fue una etapa donde me tocó trabajar con gente que estaba sometida a situaciones de soledad, aislamiento y escasos recursos. La realidad es que cuando trabajás con personas te moviliza. Sobre todo las situaciones de desamparo te mueven mucho internamente”, agrega convencido.
Por eso, a partir de la historia que une a Fermín y a Helena intenta mostrar que en algún momento las realidades de las personas se tocan: “Todos en algún momento pensamos en el amor, sufrimos el desamor, nos enfrentamos a la infelicidad, la tristeza. Entre los protagonistas empieza a acontecer algo. La creación busca dar un mensaje encubierto: como uno transcurre en la vida es como reaccionamos en el eco que nos ofrecen los demás”, señaló.
La apuesta es diferente, armoniza canciones con una historia, trabaja sobre temas conocidos, pero busca mostrar que todo lo que transcurre en lo individual se conecta con la sociedad. Sin embargo, ante cada problema-similar por las experiencias de vida- puede haber una solución que, según lo que busca mostrar Laberintos, no es la misma para todos.

Te puede interesar Cultura

Diego Vivas