Miércoles, 27 Abril 2022 09:58

Las diferencias en la oposición también se hacen ver en el Consejo Escolar

Consejeros responden a bancadas diferentes, con espacios que incluso se abren y rompen en pocos días. La falta de liderazgo, clave en los vaivenes.

Las diferencias que hoy atraviesan a la oposición de Pilar no solo se hacen ver con claridad en el Concejo Deliberante, donde prácticamente no existe el trabajo coordinado, sino también en el Consejo Escolar.

 

Los consejeros de la oposición, una vez generado el recambio el 10 de diciembre, conformaron una bancada denominada Juntos PRO, integrada por Martín Lieto, quien recién asumía, y Patricia Íbalo y Marcelo López, quienes ya estaban en funciones desde hace dos años.

 

Otra consejera opositora quien se hacía cargo de la banca, Graciela López, de la UCR, abrió un espacio unipersonal.

 

No obstante, las aguas se siguieron movieron dentro de la oposición en el organismo escolar, ya que López, Íbalo y Lieto abrieron la semana pasada una bancada que responde al intendente de San Isidro, Gustavo Posse, llamada Espacio Abierto.

 

La sorpresa fue que pocos días después, tras anunciar la apertura de la bancada possista, con foto con Walter Carusso, dirigente cercano a Posse incluida, Lieto decidió abrir su propio bloque, “Juventud Combativa”, el espacio original por el que llegó a Juntos.

 

Las idas y vueltas de la oposición, tanto en el Consejo Escolar como en el Deliberativo, sin dudas responden a la falta de un liderazgo claro que los conduzca desde lo político, donde varios dirigentes buscan, aún sin suerte, encabezar el espacio que pretende recuperar el gobierno local en 2023.

Te puede interesar Política

No Internet Connection