El tiempo - Tutiempo.net
Miércoles, 06 Mayo 2020 21:15

El Sindicato de Químicos recuerda el 101 aniversario del nacimiento de Eva Perón

Por medio de un comunicado, el gremio encabezado por Sergio Gónzalez expuso que “para nosotros hoy es un día de Homenaje y Orgullo por haber tenido y tener a Evita como la Abanderada de los Humildes".

El Sindicato de Químicos de Pilar recordó el 101 aniversario del nacimiento de Eva Perón.

 

Por medio de un comunicado, el gremio encabezado por Sergio Gónzalez expuso que “para nosotros hoy es un día de Homenaje y Orgullo por haber tenido y tener a Evita como la Abanderada de los Humildes. Hasta el día de hoy enardece con su gloria el corazón de cada trabajador que lucha por un mundo con Justicia Social”.


“Nos es inevitable hablar de Evita como si todavía estuviera entre nosotros porque es lo que pasa con las grandes personas, trascienden. Tanto Perón como Evita están siempre presentes en cada una de nuestras batallas y conquistas porque sus ideales y sus banderas de luchas son las mismas de los trabajadores y de los más humildes, las mismas del Pueblo”, añadieron.

 


El comunicado completo:

 

Aniversario N° 101 del Nacimiento de la Compañera Evita

Abanderada de los Humildes
7 de mayo de 1919-2020

 

 

Para nosotros hoy es un día de Homenaje y Orgullo por haber tenido y tener a Evita como la Abanderada de los Humildes. Hasta el día de hoy enardece con su gloria el corazón de cada trabajador que lucha por un mundo con Justicia Social.


Nos es inevitable hablar de Evita como si todavía estuviera entre nosotros porque es lo que pasa con las grandes personas, trascienden. Tanto Perón como Evita están siempre presentes en cada una de nuestras batallas y conquistas porque sus ideales y sus banderas de luchas son las mismas de los trabajadores y de los más humildes, las mismas del Pueblo.

Evita era una mujer de un gran temperamento y una marcada sensibilidad social, abanderada de los Trabajadores y una Luchadora incansable de la defensa de la soberanía popular, quién con su inconmensurable amor por los desposeídos, su apasionada lucha por la justicia social y su coraje para enfrentar a los dueños del poder cambió definitivamente la historia Argentina. Esa gran revolucionaria que quiso ser llamada simplemente Evita.

Uno de los mensajes de Evita es que la clase trabajadora tomará conciencia de que es el motor y el eje de la revolución; y es en este momento histórico en el marco de esta pandemia que eso quedó en evidencia. Ella era una convencida de que jamás debemos entregarnos a la oligarquía explotadora, no por una cuestión de lucha de clases, sino por el claro dilema: la oligarquía nos explotó miles de años en todo el mundo y tratará siempre de vencernos. La lucha que ella emprendió era  terminar con la oligarquía en todo el mundo, convertirlos en Pueblo, para que exista una sola clase de hombres “los que trabajan”; porque cuando todos sean trabajadores, cuando todos vivan del propio trabajo y no del trabajo ajeno, seremos todos hermanos y viviremos en un mundo justo. Ella Sentía el dolor de los pueblos, de los humildes, conoció las miserias y las grandezas pero jamás se dejó deslumbrar por el poder y la gloria.

 

Evita significo la irrupción activa de la mujer en las luchas políticas. Su nombre quedará históricamente asociado a los derechos políticos del sexo postergado y humillado, de las mujeres y trabajadoras del país.

 

Sergio González 
Secretario General

y Comisión Directiva.

 

“Dirigentes obreros entregados a los amos de la oligarquía por una sonrisa, por un banquete o por unas monedas. Los denuncio como traidores entre la inmensa masa de trabajadores de mi pueblo y de todos los pueblos. Hay que cuidarse de ellos: son los peores enemigos del pueblo porque han renegado de nuestra raza. Sufrieron con nosotros pero se olvidaron de nuestro dolor para gozar la vida sonriente que nosotros les dimos otorgándoles una jerarquía sindical. Conocieron el mundo de la mentira, de la riqueza, de la vanidad y en vez de pelear ante ellos por nosotros, por nuestra dura y amarga verdad, se entregaron. No volverán jamás, pero si alguna vez volviesen habría que sellarles la frente con el signo infamante de la traición”. 
Evita “Mi Mensaje”.

Te puede interesar Sociedad

No Internet Connection