Sábado, 16 Septiembre 2017 21:40

Datos oficiales: bajó un 30% la mortalidad infantil en Pilar

Es en 2016 respecto a 2015. De 12,6 defunciones cada mil nacidos, se pasó a 8,8 por mil. Prevención, cuidados a la mamá embarazada y seguimiento del recién nacido, las claves, señalaron desde la Comuna.

Lo que el Municipio ya había anunciado, aunque con cautela, en varias oportunidades, terminó de confirmarse: la mortalidad infantil en Pilar se redujo.

Incluso, más de lo que preveían las autoridades, que según datos parciales hablaban de una baja del 20%, que finalmente, según números oficiales del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, se ubicó en el 30% de disminución.

Es que en 2016 se registró una mortalidad infantil, es decir de niños menores de un año, de 8,8 por mil, mientras que en 2015 había sido de 12,6 defunciones cada mil nacimientos.

En 2015, siempre según las estadísticas emanadas desde Provincia, nacieron en Pilar 7130 bebés, y se produjeron 90 fallecimientos.

El año pasado, en tanto, hubo 6683 nacimientos, y 59 defunciones.

Si bien es una baja importante, incluso con el menor índice de los últimos años, desde la Comuna siguen sosteniendo que la  mortalidad debe medirse en períodos más largos, no solo de un año a otro, y que además el objetivo es bajarla aún más.

En diálogo con Pilar de Todos, la Secretaria de Salud del Municipio Mariela Paz, expuso que desde el inicio de la gestión del intendente Nicolás Ducoté, cuando ella ocupaba la subsecretaría de Salud, se comenzó a hacer un trabajo profundo para determinar las causas de cada una de las muertes en niños, y así detectar las fallas del sistema sanitario.

“Logramos es comunicar a los directores de todas las áreas, Atención Primaria, Hospital Meisner, Sanguinetti y Falcón. Hicimos reuniones frecuentes para ir optimizando el seguimiento de los pacientes y revisamos a través del Comité de Mortalidad las muertes no esperadas. Además desde el Ministerio de Salud de Provincia se enfatizó el seguimiento del embarazo, además el análisis de cada muerte materna”, expuso Paz.

Así, explicó Paz, se pudo conocer donde estaban las fallas en los circuitos de atención, si había falta de controles a las mujeres embarazadas o estos eran tardíos, además de luego hacer un seguimiento, en el caso de los nacimientos en el sistema público, de los bebés.

La funcionaria, expuso que "se trabaja con el alta conjunta y eso ayuda a que se hagan los controles de salud". "Se hace mucho hincapié en consultorio de niño sano en la prevención de muerte súbita por colecho. Esto disminuye las muertes domiciliarias. Además los controles adecuados de los niños hasta el año reducen la mortalidad postneonatal (de 28 días al año de edad). Mientras que los controles en el embarazo reducen la mortalidad neonatal, y no hay tantos partos prematuros", continuó.

"Las cosas no se pueden cambiar de un día para otro, pero nos dedicamos a analizar cada fallecimiento que había y así poder ver donde estuvo la falla en el caso del sistema de salud. Es decir, si una embarazada no se hacía los controles periódicos, o si ya una mamá no venía al hospital a que su niño sea revisado, entonces se le mandaba una asistente social, y muchos aspectos más. Sumado al compromiso de los directores y jefes de servicio, que están involucrados en ver qué cosas teníamos que modificar y lo fuimos haciendo”, finalizó Paz.

 

En provincia y la región

A nivel de toda la provincia de Buenos Aires, la tasa de Mortalidad Infantil casi no se movió.

En 2015 hubo 286.849 nacidos y 2.827 fallecidos, es decir una mortalidad de 9,85 por mil.

Mientras que el año pasado se registraron 271.790 nacimientos, y hubo 2.690 decesos, una mortalidad de 9,89 por mil.

En cuanto a la Región Sanitaria V, a la que pertenece Pilar, se registró un índice total en 2016 de 9,5 por mil de mortalidad infantil.

Te puede interesar Salud

Diego Vivas
Camioneros - Banner
UOCRA - Banner