Martes, 30 Marzo 2021 18:08

Detienen a un joven que organizó el secuestro de su novia

Todo comenzó en Palmas del Pilar, donde la pareja de la joven pidió un Uber. Más tarde un delincuente se subió al rodado y los tomó como rehenes. Pero se trataba de un plan urdido por el hombre, con el objeto de sacarle dinero a la chica.

La Policía Federal desbarató a una banda que secuestró a una joven en febrero pasado, hecho en el que participó como organizador el novio de la víctima.

 

Todo sucedió cuando el 19 de febrero, pasado el mediodía, una pareja, de 20 y 23 años, pidió un vehículo Uber luego de almorzar en un restaurante del shopping Palmas del Pilar.

 

Al abordar el rodado, cerca de las 15 horas, comenzaron a dirigirse hacia la casa de la  joven, por ruta 8 a la altura de Tortuguitas, donde fueron interceptados por un hombre que se movilizaba en otro vehículo, quien los amenazó con armas y se subió al Uber.

El malviviente tomó el teléfono de la chica y se contactó con uno de sus familiares. A quien le exigió el pago de 100 mil dólares para dejar a ambos jóvenes en libertad, mientras el rodado se dirigía hacia José C. Paz.

 

El padre de la chica, un marino mercante y empleado de una empresa petrolera, aseguró que no podía conseguir esa suma de dinero, y rápidamente dio aviso a la Policía.

El delincuente insistía en pedir el dinero, pero como las negociaciones se dilataban, el hombre decidió liberar a la pareja y escapar.

 

Pero la investigación tomó un giro sorpresivo cuando la fiscalía de Tres de Febrero, a cargo de Paul Starc, reveló que el novio de la chica en realidad no había sido víctima del secuestro también, sino que era uno de los organizadores.

 

“Si bien en un principio se pensó que el joven había sido una víctima más del hecho, sus contradicciones y sus vínculos con los autores materiales del secuestro lo convirtieron en un imputado más en la causa”, dijo a la agencia Télam uno de los investigadores.

Las pesquisas determinaron que, en primer lugar el novio de la mujer nunca se había comunicado con la aplicación de viajes para pedir un auto, tal como había dicho.

 

Además la EcoSport azul utilizada en el secuestro (que supuestamente era un Uber), que quedó registrada en las cámaras de seguridad, no tenía pedido de secuestro por robo y si bien el conductor no era su propietario sí tenía una cédula azul.

Con pericias a teléfonos celulares se logró demostrar que había un vínculo entre el novio de la joven y los secuestradores. A uno de ellos, incluso, lo tenía como contacto en sus redes sociales y eran conocidos de Maquinista Savio, en donde él vivió mucho tiempo.

Los tres integrantes de la banda fueron detenidos con prisión preventiva por el delito de “secuestro extorsivo agravado por la comisión de más de tres personas y robo agravado por ser en poblado y en banda” y podrían enfrentar penas de entre 10 y 25 años de cárcel.

Te puede interesar Policiales

No Internet Connection