Pronóstico de Tutiempo.net
Miércoles, 12 Abril 2017 22:18

Otra vez encontraron alimentos en mal estado a punto de ser comercializados

Lo señalaron desde el área de Abasto y Bromatología del Municipio. En un control, decomisaron más de 200 kilos de ese producto en mal estado. Brindan recomendaciones para conocer si el alimento es apto para el consumo.

En plena Semana Santa el área de Abasto y Bromatología del Municipio de Pilar encendió las alarmas y recomendó a la población no comprar pescado en la vía pública, alimento que en mal estado es altamente peligroso para la salud.

La recomendación surgió luego de que en un operativo de control, realizado en conjunto con inspectores del área de Transporte, decomisaran más de 200 kilos de pescado en mal estado que estaba a la venta en la vía pública.

En total, fueron dos los operativos, uno de ellos realizado en el barrio San Jorge. "Era pescado de río que se estaba vendiendo de manera ambulante y no estaba apto para el consumo", señaló Matías Cortéz, a cargo de la dependencia de Bromatología.

El funcionario, en declaraciones a Tel Viso Noticias, brindó pautas a la comunidad para saber cuándo un pescado está apto para el consumo.
"Para poder comprarlo, el pescado tiene que estar fresco, tener los ojos brillosos y no metidos hacia adentro. Además tiene que tener las branquias rosadas, cuanto más oscuras son las branquias más es el tiempo que pasó desde que el producto fue sacado del río", aconsejó.

También apuntó a que el pescado al tacto, no se tiene que desmenuzar, sino que tiene que estar rígido.

En tanto, para el pescado que se vende congelado, el mismo tiene que estar perfectamente en una bandeja con sus rótulos correspondientes en los que deben figurar los datos de elaboración y vencimiento.

"En esos casos, el pescado debe estar exhibido sobre colchones de hielo y a temperaturas por debajo de los 4 grados", agregó, al tiempo que informó que "el pescado se descompone mucho más rápido que cualquier otra carne y es mucho más peligroso que cualquier otro producto".

"La recomendación es que los vecinos no compren pescado en las calles, ni en puestos que suelen aparecer al costado de las rutas. En primer lugar porque la venta ambulante está prohibida y segundo porque son alimentos de los que se desconoce la trazabilidad: el tiempo que pasó desde que fue sacado del río, si fue refrigerado y cómo fue transportado", completó.

Te puede interesar Salud