Pronóstico de Tutiempo.net
Lunes, 31 Julio 2017 21:00

Violento asalto en Pilar a un alto jefe de la policía bonaerense

Se trata del comisario general Horacio Martínez, quien fue golpeado en su vivienda. Logró trabarle el arma a un delincuente que estaba a punto de balearlo.

El comisario general Horacio Martínez, uno de los altos jefes de la policía bonaerense, fue violentamente asaltado por al menos 5 delincuentes.

El hecho se produjo el sábado pasado, luego de las 18 horas, cuando los malvivientes saltaron un portón y traspusieron una puerta que estaba entreabierta, en una vivienda ubicada a la vera de la ruta 28, en cercanías al Country Golfers.
Allí, se encontraba Martínez, titular de la Superintendencia Norte de la Policía Bonaerense, es decir uno de los integrantes de la cúpula policial bonaerense, junto con su mujer.

"Tenían las armas, 4 pistolas 9 mm. y un revólver, listas para disparar; sabía que si se enteraban que yo era policía me iban a matar, por lo que no me quise tirar al piso como me dijeron, y me pegaron un culatazo en la cabeza. Pero resistí y los llevé a una pieza en donde les dije que tenía una caja fuerte, algo que era mentira. Quise impedir con esa maniobra que vean en otro cuarto mi uniforme, porque sino me iban a disparar", relató Martínez en diálogo con Pilar de Todos, quien estuvo al frente de la DDI de Pilar durante varios años.

Martínez contó que entonces, en un momento de descuido de los delincuentes, comenzó a forcejear con uno de ellos, a quien además golpeó, para intentar sacarle el arma.
"En el forcejeo, el delincuente me estaba apuntando, y metí la mano en el percutor, que ya estaba retraído, y al gatillar me rompieron la mano. Si no la metía ahí, la bala salía y sin dudas iba a impactar contra mí", contó el policía.
En ese momento, Martínez empezó a correr hacia atrás de la casa, momento en el que le disparan nuevamente, aunque afortunadamente no le dieron. "Pegó el tiro en una puerta", añadió el jefe policial.

"Voy corriendo hasta la camioneta oficial que tengo, donde había otra pistola mía, y los ladrones también empezaron a irse, mientras disparaban. Le dieron a la camioneta, a la habitación matrimonial y a la ventana de la pieza de mi nena. Desde arriba del auto en el que escaparon seguían disparando, y yo hice lo mismo, pero se dieron a la fuga", añadió el comisario general.

"Me pegaron dos culatazos, me rompieron la boca, la cara, la mano, a mi mujer al robarle una alianza le lastimaron el dedo, porque se la sacaron con los dientes, pero sabía que si le daba tiempo y me tiraba al piso como ellos me pedían, si iban a enterar al ver mi uniforme que era policía, y me iban a matar. Ya estaba jugado", finalizó Martínez.

Los delincuentes se llevaron los anillos de ambas víctimas, teléfonos celulares, algo de dinero, y otros efectos de valor. Interviene personal de la DDI, comisaría 1ra. de Pilar y la UFI 3.

Te puede interesar Policiales

Diego Vivas