Imprimir esta página
Viernes, 07 Diciembre 2018 21:52

DECIMOS NO A LA MINERÍA A CIELO ABIERTO EN PILAR.  NO A UNA NUEVA TOSQUERA

SOLICITADA - En Pilar, Pcia. de Bs. As, el Sr. Intendente ha propiciado la aprobación de una nueva “tosquera” y  de una “laguna” para buceo en el mismo predio, contrariando leyes elementales y el estándar de protección ambiental que tenemos en nuestro Municipio.

Ante la convocatoria de vecinos pilarenses preocupados por este intento arrebatado de  minería a cielo abierto denominado “Proyecto Tosquera La Paloma” y Pileta de Buceo, expedientes presentados sólo 48 hs. antes de tratar su aprobación en el Concejo Deliberante, es que venimos a  peticionar a los funcionarios Municipales y Provinciales, que cumplan con sus funciones y se abstengan de habilitar los mismos, para no afectar gravemente el derecho al ambiente sano  y equilibrado que garantiza el artículo 41 de nuestra Constitución Nacional.

Desde hace 23 años, la Ordenanza Municipal 81/95 establece la prohibición de instalación de nuevas tosqueras en Pilar, teniendo en cuenta los daños ambientales y los accidentes que estos emprendimientos pueden provocar. Como el mismo ordenamiento dice, se trata de preservar “el valor de nuestro suelo… evitar la depredación y devastación  de nuestros campos” y de prohibir  la “actividad extractiva de tosca que se hace, en detrimento del entorno social del lugar donde funcionan, y que conspira contra la calidad de vida de esos pobladores al no responder normas elementales de convivencia”.

Tal disposición municipal –de avanzada para esa época–, se fundamenta en que el suelo se trata “de un recurso natural no renovable” y se inspira “en la preservación de esta fuente de recursos para las futuras generaciones”.  Este último concepto, no es otro que el respeto por el desarrollo sustentable, protegido por nuestras leyes nacionales y por tratados internacionales.  Desarrollo sustentable que tanto se pregona pero que siempre se incumple.

Además, este tipo de minería a cielo abierto, por su ubicación directamente dentro de la Cuenca del Río Luján, afecta gravemente el recurso hídrico del propio río, sus afluentes, y los acuíferos subterráneos, propiciando su contaminación y poniendo en riesgo la salud pública.

Recordamos que en todo el municipio, más del 70% de la población carece de agua potable de red, y utiliza “agua de pozo” para lo más vital y elemental. El derecho al agua, es un derecho humano esencial.

Denunciamos también que tenemos varias tosqueras en Pilar, en estado de abandono, sin que exista control alguno, incumpliendo la Municipalidad el art. 3° de la Ordenanza 139/96 que la obliga a reparar los daños ecológicos.

Volver a permitir “tosqueras” en nuestro distrito “verde” implicaría no sostener los avances en la protección ambiental alcanzados por la Ord. 81/95 y un claro retroceso en los progresos obtenidos, y esto contraría el principio de “progresividad” al que obliga la Ley 25.675  General del Ambiente.

En la Organización de Ambientalistas Autoconvocados, tenemos el convencimiento de que al permitirse nuevamente este tipo de proyectos, que tanto han afectado a Pilar ecológicamente, se estarían priorizando oscuros negocios ligados al poder político, por sobre el bienestar y la salud de la población.

 

ORGANIZACIÓN DE AMBIENTALISTAS AUTOCONVOCADOS

(Erica Hahn, Pte.)