Jueves, 09 Marzo 2017 11:48

El “Big Bang” de la inseguridad en Barrios Abiertos y Barrios Cerrados

Por Julio Daniel Castro - 

El escenario en Pilar de la inseguridad tiene cifras preocupantes en los barrios abiertos y ahora comienzan a trascender cifras de delitos en barrios cerrados (club de campo y barrios privados).

Le llamo el Big Bang (gran explosión) de la inseguridad, porque desde hace décadas que viene creciendo año tras año la cantidad de delitos, teniendo en cuenta con esos datos el aumento proporcional de la población en el Distrito.

Desde la creación del primer country a principios de la década de 1930 y hasta fines del año 2000 no se escuchaban robos en los barrios cerrados, ese era el principal motivo para venir a vivir a Pilar. Por eso de lo que se habla en ámbitos oficiales, resulta que el crecimiento ha sido muy importante.

En la publicación de Pilar de Todos del 8 de marzo, informa el senador Jorge D´Onofrio que de cada 10 delitos, 1,5 ocurren en barrios cerrados y 8,5 en barrios abiertos. Cifras que hay qye tener en cuenta en base al crecimiento y como se distribuye la población en Pilar. Hoy vivimos cerca de 400.000 habitantes, distribuidos aproximadamente en 100.000 habitantes (25%) en barrios cerrados y 300.000 habitantes (75%) en barrios abiertos.

Si tomamos en cuenta la relación de habitantes con la cantidad de delitos, casi están igualados proporcionalmente los robos dentro y fuera de urbanizaciones, y de continuar esa tendencia de delitos, los barrios cerrados superarán a los barrios abiertos.

Las explicaciones por el aumento de robos en los barrios cerrados son variadas. Como desde fallas en el cerco perimetral, o delincuentes que logran vulnerar el perímetro alquilando casas dentro de las urbanizaciones por temporada, casos que han aumentado.

Se anuncian año tras año inversiones en patrulleros, cámaras, destacamentos policiales, etc. Ahora, leer o escuchar debatir sobre donde hay más cantidad de delitos en los barrios cerrados o en los barrios abiertos, es debatir sobre el sexo de los ángeles,  mientras tanto los habitantes vivimos preocupados sin distinción de donde habitamos en el distrito de Pilar. Y la solución se ve muy lejos.

 

Por Julio Daniel Castro

Vecino de Pilar

Te puede interesar Opinión y Lectores